Skip to content

Tormenta y calma

9 July, 2010

Moví los muebles de la ignorancia, los cambié de sitio y los situé en el trastero de las viejas pasiones, de los eternos desconocimientos que ya fueron conocidos y del olvido más ingrato. Llené la habitación de sabiduría, de experiencia, de alegría. Las paredes azul cielo, los sofás de algún tipo de piel que desconozco, un espejo para conocer el paso del tiempo por los senderos de mi rostro y una televisión casi permanentemente apagada. Las lámparas de cristal que no alumbran más que los rayos de esta noche. 

Empezó la tormenta sin irse la calma. ¿Por qué siempre piedad y tormento andan enfrentados? ¿Por qué quebranto y tranquilidad en continúa batalla? Tan sólo el tiempo inestable es capaz de crear la hermosura del arco iris. ¿De veras piensas que puede una sonrisa crecer sin el riego del llanto? ¡Oh, Dios, bienaventurados los que no ven su vida copiar el oscuro color del cielo, los que no escuchan el “todo puede ir mejor” sino que lo rechazan por la simple razón de que ya lo saben, los que dan gracias sólo por existir pues el reino de este mundo es de ellos! 

Disfruta, ríe, abre la persiana de esos párpados cerrados que no dejan ver la alegría y que los rayos de la tormenta no estropeen tu calma sino que alumbren el día.

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s