Skip to content

Pétalos de margaritas

15 July, 2010

¡Cuánta altura desde este acantilado! Todo parece ínfimo allá abajo, todo menos la sombra en el mar de estas piedras sobre las que reposo mirando a las pocas nubes que hoy se atrevieron a salir, todo menos las olas que forma el viento. Eolo soplaba con fuerza y trajo pétalos de una deshojada margarita, atrapé uno y leí un tú escrito en negro con un yo en el otro lado. ¿Yo? ¿Tú? Por un momento tuve la dudosa certeza de la existencia de eso a lo que llaman destino pero, al instante, tiré el misterioso pétalo y me fui corriendo mientras el miedo que sentía se hacía cada vez mayor. ¡Cuánta altura la de esa montaña! Quizá nunca logre ascender a cumbres tan altas donde parecen esconderse las respuestas a toda clase de pregunta, donde el yo y el tú de la margarita se unen. Aquí, veo a lo lejos a las olas que siguen golpeando con furia las rocas. La bruma asciende al cielo y parece decirme adiós.

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s