Skip to content

Vetustas y calvarios

19 September, 2010

Arriba la oscuridad de la noche en el cielo negro de Oviedo, abajo la luz de las farolas, las voces de íntimos desconocidos, una botella rodando cada metro cuadrado. San Mateo y Santa Fiesta, vírgenes y santos de la mano, solitarios apoyados en las paredes, tropiezos por las escaleras. La alegría se iba y se tornaba en un vía crucis por el monte Calvario del por qué y las interrogaciones, pero volvía rápido, tan veloz como el hielo ya convertido en agua en un vaso con dos pajitas de colores. Ante preguntas que comenzasen con “¿A dónde está…” todos se iban pa arriba y pa la derecha, y yo marchaba todo recto hacia el abismo más ingrato. Un colchón con coca-cola, un grito sin voz, un payaso con muy poca gracia y menos monedas… retazos de lo que fue y no ha sido como el rato que quería y no encontré.

Y ahora un mosquito anda jugándose la vida, la esperanza sigue volando alrededor de mí  hostil e inoportuna buscando más que un hola.

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s