Skip to content

Cambios

29 September, 2010

Hay que acostumbrarse rápido a los cambios en la vida o los números rodarán por la mesa cayendo al suelo. El ritmo vertiginoso al que parece ir todo ahora no debe ser sinónimo de mareo ni cansancio sino que tengo que correr más aún que el más veloz para no quedarme atrás.  En el día de una huelga general tardía en la que los huelguistas no saben contra qué se manifiestan, los piquetes informan a base de piedras contra cristales (sí, los mismos que huyen cuando llega la policía) y la gente trabaja y sino lo hace es por miedo, lo cual no deja de ser una manera de coación; no dedico mi tiempo a otra cosa que a situarme y asimilar rápido lo que me depara el futuro más próximo, el mañana más lejano. Muchos números y fórmulas a cien cálculos por minuto… o tengo suerte o me pongo en huelga.

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s