Skip to content

Apagado o fuera de cobertura

20 January, 2011

A plena luz del día y la calle tan oscura. Futuro reza un letrero en la esquina donde más de una botella fue a detenerse tras giros imposibles y acrobacias vertiginosas, y donde la esperanza pasó de largo. En plena luz del día, la calle tan oscura y todo es silencio pero no calma. No sé oye más que algún ruido a lo lejos, algún coche quizá, un ladrido. No se oye nada. Pasaron algunos niños (dijeron) hace unos minutos. No pasó nadie (confirmó otro).

El escondite no es un juego para jugar contra la ilusión ni el viento nos dirige hacia un destino. Sólo rompe los cristales. La felicidad, el amor, la paz, son demasiado buenos para ser reales; son, digámoslo así, manjares exquisitos siempre en manos de otro con menos mérito y más suerte pero digno vencedor por no luchar por nada. Aquí, en la Calle del Futuro, oscura, silenciosa, triste, desolada, no brilla más que la inocencia que aún conserva algún ingenuo y una sonrisa dos segundos al día. Lo demás: polvo, papeles, móviles apagados o fuera de cobertura. Poco.

No importa sin embargo, esperaré a nada más tiempo y me esconderé donde no lleguen palabras bonitas, ánimos, promesas o confianzas. Demasiadas veces me quedaría con cuatro cosas a ver pasar el reflejo de la vida en los escaparates insolentes de la pena. Romperé este papel, no hablaré con nadie, volveré a pensar quién y cómo soy, me refugiaré hasta que pase el viento.

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s