Skip to content

Despacito y con mala letra

13 February, 2011

Qué agónicos los segundos entre sístole y diástole cuando el corazón se toma un respiro y deja de latir. Me tomaré yo también un respiro, un café y algo de aliento para, como dicen las abuelas, ir tirando como se puede y vivir si el tedio de caminar se hace más llevadero, sobre llano, despacito y con mala letra. Hoy fue un día raro, mañana quién sabe cómo será. Esta tarde escribí algo que decía “otra vez muriendo por ti”, es mentira, ni muero de melancolía ni tengo esperanzas en un porvenir que empieza a retrasarse demasiado. La verdad, no tengo nada que decir, el impulso de escribir es demasiado fuerte incluso cuando no hay nada que contar. Diré: los gatos maúllan errantes en la noche por las calles oscuras y olvidadas, la lluvia caerá sobre ellos, las farolas alumbran sólo por obligación. Volveré, un día más, a no hablar de nada.

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s