Skip to content

Ganar, ganarte, tenerte

6 March, 2011

No estoy contento con lo que veo, con lo que siento, con lo que soy ni con lo que hago. Soy, por antonomasia, lo contrario al conformismo. Siempre anduve en disputas con lo que, creo, debe regirlo todo: el amor. Cansado ya de rodar por los cerros de tus fronteras me muero de ganas de decirte que me encantas aunque no lo sepas. Ni yo mismo lo sé. Qué importa. De lo que me muero es de ser dueño de tu sonrisa, que no es poco, de quitar a la aurora el placer de despertarte. Entraré yo, si hace falta, a tu habitación rompiendo los cristales de la noche. Lo que aborrezco y detesto es el desdén con el que el deseo irrumpe en un cuerpo sientiendo en los huesos nostalgia por lo que aún no ocurrió y pasión en el corazón. La desmedida arrogancia con la que los espejos dictaminan a muerte al amor es una inequívoca señal de límite de velocidad por debajo del ritmo de los latidos. A ciento diez sistóles y diástoles el corazón no sabe si romperse o resignarse. La mayor parte de las veces opta por ambas a la vez con deleznables consecuencias. No estoy contento con los días soleados ni con el viento que se la da de lo que no es golpeando contra la barandilla sobre la que apoyo mi esperanza. Tan sólo espero que por una vez, si el destino y el amor juegan con las cartas marcadas, les pille con un as roto por una esquina y pueda anticiparme a la jugada, y pueda ganar, ganarte, tenerte.

 

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s