Skip to content

En el silencio

18 December, 2011

Comprendí la soledad cuando el silencio,
comprendí la ausencia cuando los abrazos de la ausencia,
comprendí la verdad cuando la falsa apariencia de los colores vivos.

Comprendí la soledad cuando el silencio,
comprendí la muerte en una lágrima que cayó en el colchón un septiembre cualquiera,
en un viejo retrato de familia comprendí la desigualdad de las ecuaciones matemáticas.

Comprendí la soledad cuando el silencio,
cuando la noche comprendí la indeterminación de las sombras,
comprendí cuando el otoño la tristeza sostenida en los hombros de un campanario.

Comprendí la soledad cuando el silencio,
comprendí la inutilidad de los relojes y  los espejos cuando el silencio,
comprendí cuando estuve cerca de ti el aroma de los ángeles de la primavera.

Comprendí la soledad cuando el silencio,
cuando la quietud de las horas comprendí el miedo de los que nada temen,
cuando estuve cerca de ti comprendí el sabor de los dulces de la primavera.

Comprendí la soledad cuando el silencio,
al buscar en el interior de un violín comprendí el origen de la música,
cuando la mañana comprendí la necesidad de la mañana.

Comprendí la soledad cuando el silencio,
cuando la negación tercera y el canto del gallo comprendí el significado del poema,
cuando estuve cerca de ti comprendí el tacto de la piel de la primavera.

Comprendí la soledad cuando el silencio,
dime con qué ojos hay que mirar al silencio, con los del águila o los del delfín,
dime cuánto le debemos a este silencio.

 

 

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s